TRATAMIENTOS

TRATAMIENTO MÉDICO


Una vez diagnosticada la lesión, ya sea que se trate de una compresión crónica o una injuria aguda, el tratamiento inicial suele no ser la cirugía: se intenta mejorar la sintomatología con analgésicos, kinesioterapia, fisioterapia y métodos diversos de inmovilización. En casos excepcionales, la intervención quirúrgica se impone como conducta inicial, pero ello sólo en pacientes que presenten claros signos de una lesión completa e irreversible del nervio, o un dolor de tal magnitud que no responda a los fármacos indicados y no permita esperar unos meses para determinar su evolución final.
En el resto de los casos, el tratamiento médico no quirúrgico debe completarse. Si al cabo del mismo no se obtiene una clara mejoría de los síntomas, se valorará la necesidad de efectuar la cirugía correctiva o reparadora.



TRATAMIENTO QUIRÚRGICO


La decisión de intervenir quirúrgicamente a un enfermo debe ser efectuada en el momento adecuado.  Si se hace muy tempranamente, se limitan las posibilidades de recuperación espontánea del nervio. En cambio, si la decisión es demorada demasiado, el músculo que no posee inervación se atrofia y degenera, lo cual hace más difícil la recuperación ulterior.
A continuación se describen sucintamente las diversas técnicas que forman parte del arsenal  con que cuenta el cirujano de nervios periféricos  para resolver los problemas de sus pacientes.

  • Neurotización. A diferencia de lo que ocurre con el cerebro y la médula espinal, donde el efecto beneficioso de la cirugía radica en la descompresión del tejido neurológico afectado por la noxa, la cirugía de los nervios periféricos y los plexos brinda la oportunidad única de crear nueva función donde no la había, por intermedio de la neurotización, que es el proceso mediante el cual un músculo denervado por la enfermedad del nervio que normalmente lo inerva, recibe inervación a partir de un nervio sano adyacente. Este proceso habitualmente demora entre 6 y 18 meses en producir una contractura muscular evidenciable y eventualmente útil, período durante el cual el paciente es asistido por los especialistas en rehabilitación de manera intensiva. La neurotización se utiliza en los casos en los que no es posible reconstruir la transmisión axonal del nervio.

tratamiento quirurgico
Figura 1: Neurotización: se secciona un nervio funcionante de baja importancia funcional para unirlo con uno lesionado.

  • Neurorrafia. En cambio, si se hallan los extremos seccionados de un nervio, éstos se deberán unir con técnica microquirúrgica, procedimiento llamado neurorrafia. Si dichos extremos se hallan muy alejados uno de otro, por pérdida de sustancia, se debe evitar la sutura bajo tensión, por lo cual se interpone un injerto entre los cabos.

 

tratamiento quirurgico

Figura 2: Neurorrafia (unión) de un nervio lesionado,
con y sin injerto interpuesto.

  • Neurolisis. Es otro recurso técnico que posee la neurocirugía periférica. Se trata de la descompresión efectuada en un nervio que no ha sido cortado por completo, sino que está “apretado” por una cicatriz fibrosa o ligamentaria, provocada a su vez por el trauma. La respuesta favorable a esta técnica habitualmente es observada antes que la neurotización y la neurorrafia, inclusive en ocasiones, en el post-operatorio inmediato y radica en el hecho de que la indemnidad de las fibras nerviosas, que no funcionan debido a la compresión, brinda una rápida reinervación del músculo afectado.

 

tratamiento quirurgico
Figura 3: Neurolisis

La decisión respecto a la necesidad del uso de la neurotización, la neurorrafia o la neurolisis, en cada caso, es tomada por el cirujano en el momento mismo de la cirugía, cuando al exponer el nervio afectado, lo observa y estudia, determinando si se encuentra sólo comprimido, lesionado de manera irreversible, y si existen posibilidades de reconstruirlo. Si ocurre el primer caso, la neurolisis será el procedimiento de elección, por el contrario, si la afectación es completa se efectuará una neurorrafia con o sin injerto, y si no existen posibilidades de reconstrucción por ningún método, se intentará una neurotización mediante el uso un nervio adyacente.


<< Anterior // Siguiente >>